Español | English
 
Arquitectura / Concursos y colaboraciones 2010
name  
   
 
  Sede de Casa Mediterráneo  
     
 
AÑO 2010
LOCALIZACION Benalúa, Alicante
SUPERFICIE 3.597m2
NATURALEZA Proyecto Básico
CREDITOS Manuel Ocaña del Valle
TIPO DE COLABORACION Desarrollo de Memoria del Proyecto Básico y Plan de Gestión de Residuos
 
   
    imagenes realizadas por el Estudio de Manuel Ocaña  
   
 

Casa Mediterráneo es una institución que nace para trabajar por la diplomacia pública. Su objetivo principal es fomentar la identidad común de los pueblos mediterráneos.

Su nueva sede va a instalarse en la antigua estación ferroviaria de Benalúa, en Alicante. La nueva Institución necesita de espacios para gestionar eventos, exposiciones, conciertos, proyecciones y todo tipo de fiestas.

El elemento más valioso de la antigua estación es el maravilloso espacio sobre las vías de tren: 20 metros de luz cubiertos por esbeltezas y forjas burocráticamente imposibles hoy por hoy.

El proyecto gravita en sofisticar ese sencillo espacio lineal para trenes, y adaptarlo a un espacio de experiencia para personas. Un espacio que se pretende centralizado, azul , líquido, excitado, cambiante, consecutivo, cenital, descapotable, teñido, rítmico, indivisible, programable, termodinámico y rentable.

Los programas más experimentales, se desarrollan en este espacio en y entre dos volúmenes ligeros, traslúcidos y facetados. Estos volúmenes cierran y centralizan el espacio principal de múltiples propiedades permitiendo la simultaneidad y concatenación de diferentes eventos.

El espacio va a utilizar el color blanco en sus incorporaciones volumétricas y pavimento. Se utiliza en un sentido fenomenológico y sensual. El blanco es un color con propiedades óptimas para ser excitado y teñido, es el color de las pantallas. El sol de la costa blanca mediterránea va a ser teñido de azul en el interior por la traslucidez y el color de las placas de cubierta (y de naranja el interior del auditorio durante la puesta de sol). Y, además, va a excitar los paramentos con la contribución del movimiento de unas colosales aspas en rotación, de la cubierta textil motorizada y de las sombras que proporciona una celosía de aros de aluminio que también pacifica el encuentro entre los viejos muros y los nuevos volúmenes.

En el espacio azul no se climatiza el aire. Se climatiza a las personas. Se crean sensaciones térmicas mediante gigantescos ventiladores de techo, el conocido efecto chimenea, el textil descapotable y la posibilidad de activar puntualmente un divertido sistema de niebla fría.

Texto tomado de la web de Manuel Ocaña
 
 
   
 
flecha izq 2010_Ampliación de los Juzgados de Ponferrada 2009_La Marina flecha dcha
 
 
   
 
Home | Arquitectura | Aficiones Creativas | CV